HERMOSILLO, Son. 01, jun. 2017.- En febrero cambió la vida de Alberto Hernández Reyes y Ramona Ríos, quienes vieron cómo el fuego consumió su panadería "Nueva Ilusión", debido a un accidente con una veladora.

Durante los últimos meses han buscado levantar su negocio con pequeñas ventas, gracias al viejo horno que rescataron del incendio.

"El horno es obsoleto, ya está viejo, no retiene la temperatura y como consecuencia tenemos problemas en nuestra salud, nos hemos deshidratado y pues ahorita todavía no estamos plenamente en la temporada de calor", expuso alberto.

Con esfuerzos gestionaron se les entregue un nuevo horno, a través de  los programas del Servicio Nacional del Empleo, pero aún requieren de la ayuda de la ciudanía, ya que Alberto no puede moverse con libertad en su silla de ruedas.

"Está en muy malas condiciones ese cemento, ese piso perdón, y en estas condiciones hasta me puedo caer yo ahí y la verdad pues sí necesitamos restaurar ese piso", dijo.

Alberto y Ramona también han sido víctimas de robo debido a la falta de vidrios y puertas en su hogar y ya les robaron su único aire acondicionado y el cableado.

Si usted desea ayudarles puede acudir a su panadería, en calle Beatriz Peralta esquina con Socorro de la Cruz, en la invasión Nueva Ilusión, al sur de Hermosillo.

También está disponible el teléfono celular 66.24.62.24.79, ellos se lo agradecerán.